Las estaciones del año

Aunque es fácil llegar a la región de Jyväskylä, esta se encuentra tan al norte que en ella podrás percibir de forma muy intensa la diferencia entre las cuatro estaciones del año. Y sobran actividades adecuadas para cada estación ya sean de forma independiente o guiadas. En primavera, cuando la luz empieza a aumentar después del invierno, es tiempo de prepararse para el verano después del cual, disfrutaremos de los colores del otoño.

Invierno

En la región de Jyväskylä, la duración del invierno varía de año en año y, lamentablemente, no está garantizado que nieve cada invierno. Por lo general, la época con más nieve suele ser de enero a marzo. Cuando hay suficiente nieve, puedes practicar actividades invernales muy especiales, como los paseos con raquetas de nieve o en trineo. ¿Y hay algo más bonito que los árboles nevados? En la región puedes también ir en trineo tirado por huskies o flotar en aguas casi heladas. También debes experimentar lo que se siente dándose un chapuzón entre el hielo. Incluso en los inviernos con poca nieve, las estaciones de esquí de la zona están abiertas y puedes descender por sus laderas. También hay pistas de esquí de fondo abiertas cada invierno. Sólo tienes que elegir tu estilo, clásico o de patinaje; o ambos.

Con sus más de 3700 lagos, la zona ofrece lugares magníficos para pescar en invierno. La pesca en hielo es un pasatiempo relajante y los sonidos que emite el hielo son increíbles.  El patinaje y el patinaje de travesía son también fantásticos entretenimientos. El grosor de la capa de hielo no siempre está claro, así que antes de aventurarte al hielo, recuerda comprobar siempre el estado y resistencia del hielo y las condiciones atmosféricas del momento (por ejemplo, preguntando a alguien del lugar). Recuerda también vestirte con ropa de abrigo adecuada. Después de un día al aire libre con una helada penetrante, nada más placentero que calentarse junto a una chimenea con una bebida caliente. Hay fantásticos paquetes de viaje y estupendas opciones para pasar la Navidad en la zona. Los pueblos y ciudades adornan sus calles con atractivas luces navideñas y, por ejemplo, en Jyväskylä el parque Kirkkopuisto se transforma en la Tierra de las Luces Navideñas.

Meses de invierno: de diciembre a marzo.
Luz escasa.

Fotografía: Touho Häkkinen

Primavera

En Jyväskylä, las primeras señales de la primavera empiezan a verse, por lo general, en la segunda mitad de marzo.  Entonces la nieve empieza a derretirse poco a poco y, normalmente, para primeros de mayo ya ha desaparecido el hielo de los lagos. Hay que recordar, no obstante, que la región de Jyväskylä es larga y cuanto más al norte te encuentres, más tarde desaparece el hielo, por ejemplo.  En primavera, las cascadas llevan mucha agua y en los lagos se ven también grandes bloques de hielo. Al principio de la primavera, quizás puedas aún esquiar en pistas de reluciente nieve.  A finales de abril, la primavera empieza a florecer. En los árboles se observan las primeras yemas de hojas y en la tierra florecen tusilagos y crocus.

Los días templados de primavera ofrecen excelentes ocasiones, por ejemplo, para salidas al aire libre. A finales de la primavera puedes ir a caminar por rutas de senderismo, observar la naturaleza de los senderos naturales, seguir el avance de la primavera y recrearte en las vistas panorámicas de bellos paisajes . La primavera es un tiempo muy adecuado también para diversas actividades, como excursiones en fatbike, o para un fin de semana en un balneario. Puedes disfrutar de la cultura, por ejemplo, en los numerosos museos o las obras arquitectónicas, o también observar las aves migratorias que en primavera llegan a la zona. En esta estación, la luz aumenta a gran velocidad y, por ejemplo, mayo es buena época para disfrutar de un crucero o de eventos al aire libre. También la Semana Santa y el Primero de Mayo se celebran a lo grande en la región de Jyväskylä.

Meses de primavera: abril y mayo.
Luz en aumento.

Fotografía: Julia Kivelä

Verano

Las noches de verano pueden ser sorprendentemente luminosas. Aunque por la latitud a la que se encuentra Jyväskylä no podemos decir que en verano no haya noche, también las noches de verano en la región de Jyväskylä son muy luminosas. La luz aumenta a diario y, ya desde finales de mayo hasta la primera mitad de agosto, hay mucha luz por las noches. Los finlandeses están lógicamente acostumbrados a esa abundante luz de las noches de verano; pero para quien no lo esté, puede ser todo un espectáculo. Las calurosas tardes y noches de verano alargan el día considerablemente. ¿Y qué mejor en un anochecer de verano que saltar a un lago desde el embarcadero de una cabaña después de la sauna?  Disfruta de la naturaleza o familiarízate con la cultura de la zona y visita, por ejemplo, nuestros monumentos patrimonio de la humanidad.

En verano, en la región de Jyväskylä, puedes realizar muchas distintas actividades. Puedes navegar o ir en crucero por aguas interiores. También la sauna flotante es una buena opción para pasar tiempo en las aguas del lago. Los lagos y ríos son adecuados para el piragüismo y, por ejemplo, el surf de pala te ofrece la tranquilidad necesaria para empaparte de la belleza del entorno. También para los amantes de golf hay muchos campos de golf excelentes en Finlandia Central. Ve a pescar o explora las posibilidades de diferentes excursiones en la zona. En la región de Jyväskylä, hay cinco parques nacionales, numerosos senderos y rutas naturales señalizados y cientos de kilómetros de caminos para bicicletas que surcan el variado paisaje de Finlandia Central. El verano de la región de Jyväskylä está también repleto de eventos; no sin razón Jyväskylä es conocida como ciudad de eventos. En verano, puedes disfrutar de los eventos y las fiestas hasta tarde por la noche.

Meses de verano: de junio a agosto.
Luz abundante.

Fotografía: Tero Takalo-Eskola

Otoño

En finlandés hay una palabra, ruska, con la cual se denomina el conjunto fastuoso de colores de los árboles en otoño. La segunda mitad de septiembre y la primera de octubre, las hojas de los árboles y otras plantas dan una auténtica sinfonía de color con sus amarillos, rojos, naranjas y a veces incluso violetas. Los colores del ruska son distintos en cada árbol y su escala de tonos es inmensa. El tiempo de ruska es para los finlandeses un tiempo para moverse en la naturaleza. Caminar, ir de excursión por senderos naturales y recoger setas y bayas del bosque te preparan para el invierno que se avecina. Haz una parada en algún refugio en el bosque junto al camino, por ejemplo, para asar unas salchichas finlandesas. O ve a conocer alguno de nuestros cinco parques nacionales. También en la ciudad de Jyväskylä, la naturaleza está cerca; los senderos naturales parten casi de la calle peatonal. El tiempo de ruska es también ideal para la fotografía; los ya de por si fantásticos paisajes se visten entonces de colores impactantes que embriagan al observador. Estos colores se reflejan bellamente también en las aguas y pueden contemplarse desde la ventana de muchos alojamientos.

Jyväskylä es pionera de una iluminación urbana en la cual se apuesta especialmente por la eficiencia energética, la seguridad y la estética.  La luz aumenta la comodidad y la calidad de vida de los habitantes de la ciudad. La mejor ocasión para disfrutar la magnífica iluminación de Jyväskylä es el evento otoñal Ciudad de la Luz. Entonces se vuelven a encender decenas de obras de arte lumínico. Por toda Jyväskylä hay eventos culturales relacionados con la luz. Y ya antes del evento, en las oscuras tardes de otoño, puedes admirar las obras de arte lumínico permanentes de la ciudad. De este tiempo oscuro se puede disfrutar también en una cabaña con un ambiente y una luz diferentes: es sumamente placentero contemplar envuelto en una manta en el sofá el resplandor del fuego de la chimenea.

Meses de otoño: de septiembre a noviembre.
Luz en disminución.

Fotografía: Julia Kivelä